¿Cómo afecta el tabaco a nuestros dientes?

Además de los múltiples prejuicios que genera en la salud general de quien lo consume, el tabaco es también uno de los grandes enemigos de la salud dental. Desde nuestra clínica dental recomendamos encarecidamente evitar el consumo de tabaco. En este artículo os vamos a hablar de las consecuencias que, desde el punto de vista deldentista, tiene el tabaco en nuestros dientes.

La periodontitis y el tabaco

El tabaco ejerce un efecto vasoconstrictor en nuestras encías, dificultando el acceso del riego sanguíneo y, por tanto, el aporte de oxígeno y nutrientes necesarario. Este efecto puede llevar a que el tejido gingival se retraiga provocando una periodontitis.

Esta es una de las causas de que los fumadores presenten un riesgo mucho mayor de sufrir enfermedad periodontal que los no fumadores. Además, la boca del fumadores suele responder de forma menos favorable a las intervenciones periodontales, ya que el tabaco dificulta la cicatrización de las encías.

Este efecto vasconstrictor del tabaco provoca que nuestras encías no sangren aún cuando se encuentran inflamadas, por lo que resultará más dificil dectar una gengivitis y evitar que esta pueda derivar en una periodoncia. En ocasiones algunos pacientes detectan un aumento del sangrado durante el cepillado tras dejar de consumir tabaco, esto no debe interpretarse como un empeoramiento de la salud dental, sino como un síntoma de un problema anterior.

El tabaco y la placa bacteriana

El tabaco también afecta a nuestra boca reduciendo nuestra capacidad inmunitaria, disminuyendo nuestra secreción salivar y favoreciendo la aparición de un mayor número de bacterias. Esto provoca que nuestros dientes resulten más propensos a la acumulación de sarro y se encuentren más débiles a la hora de hacer frente a la acción de las bacterias. Así es que el tabaco puede aumentar las posibilidades de padecer caries y de que la agresividad de estas pueda llegar a hacer necesaria una endodoncia.

A su vez, presentan una disminución de la secreción salivar, lo que conlleva una menor capacidad neutralizadora de la placa. También suelen tener una mayor tendencia a consumir bebidas azucaradas, comer entre horas y comer menos fruta, por lo que mantener una higiene bucal óptima es crucial.

El efecto del tabaco sobre los implantes dentales

El consumo de tabaco está asociado a una mayor pérdida del soporte óseo necesario para los implantes dentales, especialmente en la zona del maxilar superior. Esto influye negativamente en la tasa de éxito de la colocación de implantes dentales que en ocasiones pueden perderse o ser retirados ante el fracaso en su integración.

El efecto del tabaco en la estética dental

Algunos componentes químicos del tabaco como la nicotina y el alquitrán, que se disuelven en la saliva, tienden a penetrar en el interior del diente hasta llegar incluso a la dentina. Es esto lo que provoca que nuestros dientes puedan colorearse con un tono amarronado o incluso negro.

Este no es el único efecto estético, ya que nuestras encías también pueden adaptar un tono más pálido e incluso retraerse, dejando huecos entre nuestros dientes y envejeciendo considerablemente nuestra sonrisa.

¿Todavía necesitas razones para dejar el tabaco? Pide cita en nuestra clínica dental, seguro que tu dentista puede darte unas cuantas más.

Related Posts