Los primeros dentistas de la historia

La odontología ha avanzado mucho en los últimos tiempos, pero sin duda es importante recordar a los pioneros de nuestra profesión a los que tanto les debemos. ¿Alguna vez os habéis preguntado por los primeros dentistas de la historia? ¿O la primera facultad de odontología?

PRIMEROS DENTISTAS DE LA HISTORIA

El primer odontólogo del que tenemos noticia fue un egipcio llamado Hesi-Re. Además de médico y escriba, era responsable de tratar las dolencias dentales de los grandes faraones. Hesi-Re ya adelantaba la importancia de la asociación entre la Medicina y la Odontología.

A día de hoy conocemos su legado gracias a la documentación encontrada en distintos jeroglíficos.

LA PRIMERA MUJER DENTISTA

La primera mujer que se graduó en una Facultad de Odontología fue Lucy Beaman Hobbs y lo hizo en la Ohio College of Dental Surgery el 21 de febrero de 1988, tenía en ese momento 33 años. Fue también la primera mujer en ser admitida en una sociedad odontológica.

LA PRIMERA FACULTAD DE ODONTOLOGÍA

La primera Facultad de Odontología se fundó en 1840 en Estados Unidos, concretamente en la ciudad de Baltimore. Fue allí donde nació el título de “Doctor en Cirugía Dental”. Los fundadores fueron Horace Hayden y Chapin Harris. Aquí se formaron los primeros dentistas de la historia.

Más noticias

¿Qué alimentos producen más caries?

  Perder un diente es uno de los mayores problemas y una de las emergencias dentales más graves, pues puede alterar tu boca tanto estética como funcionalmente. Los dientes se pueden perder por varias causas: ·         Traumatismo: un golpe fuerte

He perdido un diente, ¿y ahora qué hago?

Perder un diente es uno de los mayores problemas y una de las emergencias dentales más graves, pues puede alterar tu boca tanto estética como funcionalmente. Los dientes se pueden perder por varias causas: ·         Traumatismo: un golpe fuerte que

¿Cómo saber si el dentista al que voy es fiable?

El intrusismo laboral es algo que se lleva años viendo en muchas profesiones pero cuando hablamos de tu salud el caso es mucho más grave. Que un economista suplante e un periodista es algo habitual (y en casos incluso interesante)