Cómo se trata una caries

¿Qué es una caries?

La caries es una enfermedad que se caracteriza por provocar el reblandecimiento de los tejidos duros dentales y la progresiva destrucción irreversible del diente. Si no se trata la caries puede llegar a afectar a la superficie interior del diente.

Para controlar las caries son vitales las visitas periódicas al dentista, ya que una exploración detallada puede detectar síntomas como manchas, puntos de color blanco tiza (zonas en las que ya no hay esmalte) o pigmentación de color marrón.

Desde esta fase puede comenzar a notarse cierta sensibilidad a algunos alimentos, sobre todo dulces, y a las bebidas frías o calientes. Lo normal es que no llegue a sentirse todavía dolor. cuando la caries avance podría llegar a afectar a la pulpa o al nervio, momento en el que empezaría a doler.

Si la caries llega a ser muy profunda puede producir una importante hinchazón, o lo que conocemos habitualmente como flemón.

¿Cómo se trata una caries?

Dependiendo del grado que pueda haber alcanzado la caries, el tratamiento consistirá en un empaste o en una endodoncia.

El empaste consiste en la limpieza de la cavidad dental de bacterias y restos y el posterior empaste rellenando perfectamente la cavidad.

La endodoncia implicaría crear una apertura hasta la pulpa infectada y eliminar posteriormente la pulpa de la pieza dental. Se rellenarían entonces los canales radiculares limpios agrandados y se empastaría la pieza para, finalmente, colocar una nueva corona que proteja el diente.