Empastes dentales

Cómo se tratan las caries: las obturaciones o empastes.

Los empastes consisten en la eliminación de la dentina reblandecida, los gérmenes y los restos de alimentos en la parte dañada del diente, rellenando posteriormente la cavidad de modo que el diente quede reconstruido de la misma manera que estaba antes de sufrir la caries. El proceso de empastado debe ser llevado a cabo en una clínica dental por parte de un dentista titulado.

Los empastes deben rellenar completamente la cavidad, ajustándose correctamente al resto del diente, ya que un espacio o resalte podría provocar fácilmente una nueva caries. También es importante que la parte restaurada reproduzca fielmente la forma anterior del diente, de modo que encaje bien con la pieza dental opuesta permitiendo al paciente masticar correctamente.

El dentista necesitará tiempo para garantizar el máximo cuidado a esos detalles de los que dependerá el resultado del empaste. Un empaste mal hecho podría durar poco y provocar además graves problemas en los dientes del paciente.

Materiales utilizados en un empaste

Los materiales que más utilizan los dentistas de hoy en día para empastar los dientes son las resinas compuestas o composites, que tienen el mismo color que el diente y se adhieren a sus paredes.