La historia de la ortodoncia (2) – La ortodoncia hasta nuestros días

Continuamos hablando de la historia de la ortodoncia, recordemos que este artículo viene de uno anterior en el que recordábamos los orígenes de la ortodoncia.

Hasta finales del XIX la ortodoncia todavía no tenía un nombre propio como disciplina. Se lo debemos a Joaquín Lefoulon, uno de los dentistas más notables de la época, que en uno de sus libros habla sobre el tratamiento de las irregularidades dentarias dándole el nombre de “Ortopedia Dentaria y Ortodóncica”.

Por aquellos años, en 1875 John Nutting Farrar ideó los aparatos metálicos para conseguir movimientos dentarios, que con sus tornillos y tuercas consiguieron sustituir a las gomas elásticas que se utilizaban hasta ese momento y que solían provocar molestias y daños en la estructura de los dientes.

El origen de la ortodoncia moderna

Si bien la ortodoncia ya tenía nombre propio, no es hasta la llegada de Edward H. Angle que comienza a considerarse una verdadera especialidad. Sus obras “Notas acerca de la Ortodoncia con un Nuevo Sistema de Regulación y Retención”, “Maloclusiones de los dientes” o “Dental cosmos” contribuyeron a consolidar la ortodoncia y le otorgaron el título de Padre de la Ortodoncia Moderna.

En 1900 Angle inaugura en San Luis la primera escuela relacionada con la ortodoncia y, un año más tarde, funda la Asociación Americana de Ortodoncistas. Se empieza a hablar de orotodoncia no solo como una técnica para alinear los dientes, sino como un pilar para alcanzar el equilibrio entre la salud y el aparato masticatorio. Angle llega incluso a defender su separación de la odontología para ser incluída como una disciplina independiente dentro de la medicina.

En 1928 Angle introdujo también el bracket edgewise, diseñado para reemplazar el mecanismo de arco cinta que se iría perfeccionando durante los siguientes años.

En aquellos años Angle comparte protagonismo con Calvin S. Case, otro odontólogo destacado que publicó en 1908 el “tratado Práctico sobre las Técnicas y Principios de la Ortopedia Dental”.

Otra de las revoluciones de la época vino motivada por el descubrimiento accidental de los Rayos X por parte del profesor Wilhhelm Conrad en 1895. Este invento dio pie a que desde 1922 apareciesen los primeros análisis cefalométricos descritos por Dreyfus y Spencer Atkinsons, o la obra “”Radiografías antropométricas del cráneo” de Paccini que contribuyó a catalogar las anomalías y estandarizar el uso de las imágenes radiográficas. A partir de estos estudios se empezó a dar cada vez mayor protagonismo a estas técnicas para estudiar la correlación y armonía de los dientes, tejidos blandos y óseos.

La ortodoncia hasta nuestros días

Los siguientes años se caracterizan por la expansión de la ortodoncia en todos los ámbitos, tanto científicos como mecánicos, dándose una gran mejora de los aparatos de ortodoncia. Así se mejoran las aleaciones utilizadas y se comienzan a utilizar los aparatos removibles de acción directa, que se extienden sobre todo en Europa tras la Segunda Guerra Mundial.

Las últimas décadas han servido para mejorar cada vez más el diseño y los materiales utilizados en los brackets, a facilitar el trabajo del ortodoncista y, sobre todo en los últimos años, a contribuir a desarrollar la especialidad deortodoncia estética, en la que se comienzan a sustituir los brackets de metal por los de cerámica y se desarrollan los tratamientos de ortodoncia invisible.

Los cambios en ortodoncia siguen siendo constantes, es por eso que en nuestra clínica dental, nuestros dentistas procuran estar siempre a la última con las nuevas técnicas de ortodoncia y ortodoncia estética. ¿Quiéres conocer cual es la más adecuada para ti? Pide cita en nuestra clínica dental y revisaremos tu caso.