¿POR QUÉ DUELEN LAS MUELAS DEL JUICIO?

araujo-dentista-coruna-ortodoncia.jpg

Una vez identificadas, vamos al grano,¿por qué narices dan tanta molestia?

Básicamente producen dolor por dos motivos:

  • El primero por el mero hecho de salir

  • El segundo por un problema volumétrico (es decir, de espacio) que impide que salgan correctamente, quedando atascadas contra otras estructuras como veremos más adelante.

Afortunadamente no nos acordamos porque ya ha quedado muy lejos en el tiempo, pero si tenemos la posibilidad de ver a los más pequeños pasar por ese trago del nacimiento de los dientes, nos podremos hacer una idea.

A los pobres se les ve cómo buscan prácticamente cualquier cosa para llevarse a la boca, protestando, sintiéndose muy incómodos e incluso en algunos casos llegando a aparecer fiebre. 

El hecho de que las muelas del juicio empujen para salir rompiendo la encía puede producir molestias, quedando en un hecho anecdótico hasta que la muela sale por completo convirtiéndose en una más de la oclusión.

Por otro lado, la evolución de nuestras bocas causada en gran medida por el estilo de alimentación que llevamos, ha llevado a la reducción de las arcadas (para entendernos, del tamaño de las mandíbulas), mientras que el número de dientes sigue siendo el mismo. 

Por este motivo, las últimas muelas en salir se ven en una situación un poco comprometida en la que no encuentran el suficiente espacio, pudiendo quedar atascadas contra otros dientes o estructuras vecinas.

En este caso, el dolor puede venir producido por distintos factores.

El diente tiene varias capas y el esmalte no está preparado biológicamente para estar cubierto por encía, ya que no hay adhesión entre ambos.

Por tanto, una muela a medio salir produce un bolsillo en la encía imposible de limpiar, favoreciendo la colonización bacteriana con el riesgo de infección, con la consiguiente inflamación y por supuesto dolor.

También, el hecho de que quede atascada contra la muela que tiene delante (la de los 12 años) puede producir caries en la misma, llegando a irritar el nervio y produciendo así dolor.

¿Qué hacer en caso de dolor?

Sin ninguna duda debemos consultar a los profesionales, no merece la pena esperar.

De todas formas antes de que pueda ser evaluado, intentaremos mantener la zona limpia, metiendo bien el cepillo entre la encía y la muela, así como es conveniente realizar enjuagues con un antiséptico como la clorhexidina.

La situación mejorará notablemente, no obstante, lo dicho, acude a tu dentista de confianza que podrá aconsejarte cuál es la mejor solución para tu caso.