Caries y lactancia materna

caries y lactancia materna

Esta puede ser una de las preguntas que más se hacen los padres una vez que empiezan a salir los dientes. Muchas veces se recomienda el destete o se indica que la lactancia materna produce caries. Esto causa culpabilidad en los padres por no querer dejarlo o porque realmente luego el bebé tiene caries y piensan que ha sido culpa suya. A continuación, te dejamos una serie de consejos que os ayudarán mucho, tanto a las madres que han decidido continuar con la lactancia materna a demanda, como a las que han querido dejarlo o no hacerlo.

 

Qué causa las caries

Antes de profundizar en el tema de caries y lactancia materna, veamos qué son las caries. Consisten en el proceso destructivo del diente que tiene lugar como consecuencia de la desmineralización de la superficie dental. Esta desmineralización ocurre debido a que las bacterias se alimentan de los restos de glucosa que se quedan depositados sobre la superficie dental. Las bacterias metabolizan la glucosa y como producto eliminan ácidos, que son los que van destruyendo el esmalte, primero produciendo una mancha blanca, que se puede remineralizar y parar y, luego, penetrando en el diente. Por tanto, para que hayas caries tienen que darse varios factores:

-Que haya dientes. Si no han salido los dientes no se puede haber caries. Aún así se recomienda limpiar las encías con una gasita.

caries lactancia materna bebés

-Que haya bacterias. Estas se pueden trasmitir de padres/ cuidadores a hijos cuando se les da la comida con una cuchara que antes has probado, soplando la comida para que se enfríe, dar besos en la boca al niño o meterse el chupete en la boca para limpiarlo antes de dárselo al bebé. Para esto, es importante que los padres acudan a revisión y evitar tener caries activas. Se ha demostrado que si la madre ha tenido o tiene caries activas en el último año es factor de alto riesgo para la aparición de caries temprana en niños menores de 3 años.

Por otro lado, las bacterias sobreviven gracias a los azúcares que consumimos en la dieta. Hoy en día, las dietas están llenas de azúcares refinados que muchas veces ni siquiera somos conscientes de que comemos. Desde que, con solo unos meses, se comienza a comer cereales (suele coincidir con la erupción de los primeros dientes), hasta la alimentación complementaria con fruta, papillas, galletas, zumos… Es por eso que debemos buscar cereales con menos azúcares, evitar los zumos y en general evitar el contacto con sustancias azucaradas. Al menos los primeros años de vida aunque lo ideal es evitarlos siempre. 

-El tiempo entre comidas y la calidad de los alimentos. Cuando comemos, el ph y la cantidad de la saliva disminuyen hasta después de una hora, cuando aumenta la cantidad de saliva para hacer la primera limpieza de los dientes, y se estabiliza el ph. Picar entre horas no ayuda a que la boca tenga un equilibrio y se mantiene todo el rato en un equilibrio ácido, nocivo para los dientes.

-Otros factores individuales como la cantidad y tipo de saliva, deficiencia congénita del esmalte, forma irregular de la superficie dental y otras causas individuales pueden predisponer al niño a tener más caries.

 

Caries y lactancia materna: Verdades y mitos

La lactancia materna prolongada (después del año de edad si es diurna y/o después de la erupción del primer diente de leche si es nocturna) y su relación con la caries es un tema de gran controversia.

Al ser la caries una enfermedad infecciosa multifactorial, estamos convencidos que no existe ningún factor que ocasione la caries por sí solo.

Sin embargo, la mayoría de madres que dan el pecho a demanda durante la noche -momento de mayor susceptibilidad al ataque bacteriano porque el flujo de saliva es casi nulo-, no limpian los dientes después de la toma, aumentando el riesgo del bebé al combinar la ausencia de higiene oral con la presencia de un sustrato (leche) sobre la superficie dental.

Debemos agregar que existen también otros factores que pueden aumentar el riesgo de caries, tales como: niños que se despiertan varias veces por la noche a comer (pecho o biberón); tras lo que el niño se duerme con el líquido en la boca; consumo de alimentos azucarados, insuficiente exposición  fluoruros presencia de defectos en el esmalte (hipoplasias); transmisión temprana de bacterias; entre otros.

Debido a que cada niño presenta un riesgo diferente a desarrollar enfermedades (incluyendo la caries), los padres deben llevar a su bebé con un profesional para que éste identifique el riesgo de caries individual y las estrategias preventivas necesarias de acuerdo a cada caso.

caries lactancia materna bebes

 

Caries en bebés: principales causas

Caries y lactancia materna no van enlazadas. La lactancia no causa caries por sí misma pero, en ocasiones, aparecen caries a edades tempranas, por diversas causas como las siguientes:

-La lactancia nocturna a demanda se prolonga y se combina con una falta de higiene bucal.

-El bebé pasa mucho tiempo con la leche en la boca.

-Existe una alimentación complementaria azucarada.

-No existe la suficiente exposición a floruros.

-El niño tiene defectos de esmalte.

-Existe una transmisión temprana de bacterias de la saliva de los padres.

 

Consejos para prevenir caries en bebés

Empezar con la higiene oral lo antes posible, ya sea con una gasita cuando no tenga dientes y como tarde cuando hayan salido los primeros dientes.

Una vez nacido el primer diente, lavarle los dientes con pasta mínimo de 1000ppm (manchar el cepillo como os enseñamos en la consulta) por la mañana y por la noche.

El cepillado de después de cenar es el más importante ya que así cuando mame por la noche no tendrá ningún resto de comida en la boca y estarán fortalecidos los dientes por lo que la lactancia materna sola en la boca no nos preocupa.

Lleva al bebé al odontopediatra para individualizar el riesgo de cada uno, dar pautas más personalizadas y evitar la aparición de caries y otras enfermedades orales.

Todos estas medidas son igual de aplicables a los bebés de biberón, que incluso llevan cereales y si son cariogénicos. Si es verdad que no hay tantos estudios de caries en la primera infancia porque muchos niños de biberón no suelen levantarse a lo largo de la noche a partir del año de edad.

Los estudios indican que la leche materna en sí no es cariogénica. El azúcar que tiene la leche es la lactosa, la cual no es cariogénica. En todo caso, podría prevenirlas. 

Si quieres cuidar tu boca y la de tu bebé, no dudes en pedir cita en Araújo Smart Dental. Estamos aquí para ayudarte.

Más noticias

caries en bebés

Caries y lactancia materna

Muchos padres tienen esta duda con sus bebés: ¿qué relación hay entre caries y lactancia materna? Lo aclaramos y os damos algunas recomendaciones.

tecnicas de cepillado dental completo

Técnicas de cepillado dental

Es la eterna duda cuando se trata de cepillarse los dientes. ¿Cuáles son las mejores técnicas de cepillado dental? Te explicamos todas las claves.