Caries: síntomas, factores, diagnóstico y tratamiento

Por raro que pueda parecer, la caries es de las enfermedades infecciosas más frecuentes que hay en el mundo, siendo la causa principal del dolor de boca y de la pérdida de los dientes. No puede ser tratada como otras patologías infecciosas porque las bacterias implicadas son parte de la flora normal del paciente. No obstante su progresión suele ser lenta y afortunadamente se puede prevenir ya que tiene mucha relación con la alimentación y la higiene.

por que me salen caries

 

 

¿CÓMO SE PRODUCE LA CARIES?

Lo primero que debemos comprender es que los dientes están formados principalmente por un mineral a base de fosfato de calcio, la hidroxiapatita. En la boca, a lo largo del día, se da un proceso dinámico en el que se alternan periodos de desmineralización y de remineralización .

La desmineralización del esmalte dental está producida por ácidos, formados a partir de la fermentación de azúcares y almidones por acción de las bacterias de la placa dental y la remineralización llevada a cabo por factores protectores entre los que destaca la saliva.

La caries se produce cuando la desmineralización gana la batalla a la remineralización, produciéndose una destrucción localizada y progresiva de los tejidos duros del diente.

 

¿CUÁLES SON ESTOS FACTORES PROTECTORES Y CUÁLES SON LOS FACTORES PATOLÓGICOS?

factores que causan caries

Los factores patológicos, son aquellos que van a decantar la balanza hacia el lado de la caries. Entre ellos nos encontramos principalmente a las bacterias que producen ácido, el consumo de carbohidratos fermentables y la propia estructura del diente. En el otro lado tendremos los factores protectores, como la saliva, control de la dieta, o una serie de productos que nos van a ayudar a proteger el diente. El no funcionamiento de un factor protector puede convertirse en un factor patológico, como puede ser la xerostomía o sequedad de boca. Es decir, un flujo reducido de saliva se convierte en un factor patológico en vez de ser un factor protector.

caries factores

 

 

Factores patológicos

  • Bacterias. Tan pronto como nos cepillamos los dientes, empieza la colonización del diente por las bacterias, produciendo una película a la que llamamos biofilm. Sobre ella, se van depositando más y más bacterias con una organización compleja. No todas la bacterias producen caries. Sabemos que hay una serie de bacterias perjudiciales con capacidad de convertir rápidamente los azucares en ácidos, responsables como hemos visto de la desmineralización.
  • Carbohidratos fermentables. ¿De dónde salen esos azúcares que las bacterias necesitan para producir el ácido? Como os podes imaginar, de la dieta. El consumo de carbohidratos fermentables, así como la frecuencia, cantidad, sustantibilidad (capacidad del alimento en quedarse pegado al diente)… son factores determinantes en el proceso de la caries.

pH de diferentes productos

  • El propio diente. El problema radica en que una vez aparecida la cavidad (el agujero por entendernos), el diente no tiene la capacidad de regenerarse como puede ser el caso de la piel. Si no actuamos, continuará progresando, destruyendo tejido del diente, pudiendo llegar a dar multiples problemas como veremos más adelante.

proceso de evolución caries

 

Factores protectores 

Pero no todo iba a ser negativo, afortunadamente contamos con factores protectores.

  • La saliva. Es el principal factor, que entre otras muchas funciones tiene capacidad buffer, es decir, la capacidad para neutralizar el pH de la boca, así como disminuir la concentración de azúcar (clearance de azúcar). Por otro lado, también es la responsable del equilibrio calcio-fosfato fundamental para el proceso de remineralización de nuestra boca.
  • Higiene en casa y profesional. Contamos además con una serie de productos como pastas, barnices o colutorios a base de fosfato tricálcico combinados con fluoruros, que aplicadas de forma profesional penetran en la superficie del diente volviéndola más resistente a las acciones de los ácidos. También existen productos de higiene diaria con flúor que nos ayudarán a fortalecer nuestros dientes y otros como la clorhexidina actuarán directamente contra las bacterias que producen estos ácidos.
  • Algunos alimentos. El queso o la leche por ejemplo. Estimulan el flujo salival y elevan las concentraciones de calcio en la placa, además de contener caseína, implicada en el proceso de remineralización del diente. Sin embargo, otros productos , como las bebidas energéticas, llegan a bajar los niveles de pH hasta un 2. Esto, sumado a la gran capacidad que tienen para quedarse pegados en el diente y a la gran cantidad de azúcares que contienen, hace de ellos un criadero perfecto para la caries.

factores de aparición caries

 

Factores de riesgo

Todas las personas por el hecho de tener dientes corren el riesgo de padecer caries, aunque hay una serie de factores que aumentan las probabilidades.

  • Una higiene dental inadecuada da lugar a la acumulación de restos de alimento y formación de placa, favoreciendo por tanto la aparición de caries.
  • Ciertos alimentos y bebidas.
  • Comer o beber con frecuencia, ya que no damos tiempo a que el efecto buffer de la saliva recupere el pH neutro en la boca. (meter tabla pH saliva).

beber altera el pH favorece caries

caries y pH bucal

  • Como os podréis imaginar, no todo el mundo tiene la misma calidad de esmalte. Hay pacientes con una estructura dental más resistente que otros, aunque a día de hoy tenemos, como hemos visto, maneras de “fortalecer” el diente.
  • Posición del diente, imaginémonos una encimera llena de cosas respecto a una encimera sin nada, es mucho más fácil limpiar la que no tiene nada. Pues lo mismo ocurre en la boca, es más fácil que aparezcan caries en zonas con dientes apiñados o de difícil acceso por la dificultad de mantener limpios los recovecos.
  • Enfermedad periodontal, ya que deja expuesta parte de la raíz del diente, siendo una zona menos resistente respecto a la corona.
  • Alteraciones en la saliva (si no hay saliva, no puede proteger).
  • Problemas gástricos, como el reflujo, pueden ocasionar que el ácido estomacal suba hasta la boca, produciendo daños en el esmalte, haciéndolo más propenso a la caries. Podemos incluir en este grupo los trastornos de la alimentación como la anorexia o la bulimia.
 

SÍNTOMAS DE LA CARIES

En las fases iniciales la caries ni duele ni molesta. Por ello es posible que no seas consciente de que tengas alguna. De ahí la importancia de hacer revisiones regulares, incluso cuando normalmente tu boca está bien. Es preferible acudir a una revisión y que todo esté en orden que realizarla tarde. Cuanto antes se detecte, más pequeña será.

Cuando la caries avanza, los signos y síntomas varían según el tamaño y la ubicación. Los más habituales suelen ser:

  • Sensibilidad a los alimentos dulces.
  • Sensibilidad al frio.
  • Como también comentamos al principio de esta entrada, la caries comienza con una mancha blanca que va evolucionando hasta la aparición de un agujero, aunque muchas veces nos enteramos con la fractura de la muela. SÍ, ha sido una caries y no el pan bimbo. Es la típica explicación: “estaba comiendo pan bimbo… y se me rompió”.
  • Dolor que aparece sin causa aparente.
 

DIAGNÓSTICO DE LA CARIES

Como hemos visto, la caries en su fase inicial no suele dar sintomatología, por lo tanto es necesaria una minuciosa exploración visual de todas las superficies de cada uno de los dientes por parte del dentista. Aún así, hay zonas que no pueden explorarse a simple vista, siendo necesaria la ayuda de radiografías.

tengo miedo al dentista

 

TRATAMIENTO DE LA CARIES

El tratamiento varía en función del tamaño de la caries y la sintomatología que cause, variando desde un simple empaste, pasando por la incrustación o una corona, hasta la necesidad de una endodoncia o incluso la extracción.

 

¿CÓMO PUEDO PREVENIR LA CARIES?

Mantener una buena higiene bucodental es fundamental para prevenir la aparición de la caries. Como hemos visto la alimentación también juega un papel muy importante. Por ello recomendamos:

  • Mantener una buena higiene, cepillando los dientes correctamente por lo menos dos veces al día, utilizar hilo dental para eliminar la placa depositada entre los dientes. Tampoco está de más contar con un irrigador para completar la limpieza de la boca.
  • Controlar la ingesta de alimentos cariogénicos, ricos en azucares, evitando el picoteo entre horas.
  • Usar productos con flúor para mejorar la resistencia del diente frente a los efectos de los ácidos.
  • Hacer limpiezas dentales profesionales de forma regular, y si es necesario, tratamientos con barnices o pastas de uso profesional que pueden reforzar la estructura del diente.

Debemos individualizar cada caso, identificando el riesgo de caries a nivel particular. En Araújo Smart Dental valoramos el riesgo de caries a través del protocolo CAMBRA (Caries Management by Risk Assessment), ajustando el protocolo de prevención según las características de cada paciente.

 

Ante cualquier consulta o problema, no dudes en ponerte en contacto con el personal de la clínica. Estaremos encantados de ayudarte.

 

Puedes ver también: 

Más noticias