La importancia de los dientes de leche

¿Sabes por qué tenemos dientes de leche? La respuesta se encuentra en nuestra naturaleza y nuestra alimentación. caída de dientes de lecheLos seres humanos somos animales. Además, somos mamíferos y nuestra forma de alimentarnos es omnívora (aunque haya gente que no lo haga por voluntad propia). Por naturaleza somos mamíferos omnívoros y como tal nuestro sistema dental y digestivo se han adaptado a nuestra alimentación, una dieta variada de vegetales y carne.

El tipo de alimentación de una especie tiene mucho que ver con la dentadura y el desarrollo de la misma, algo común a muchos vertebrados, y explica por qué tenemos dientes de leche. Nuestra especie evoluciona desde hace 250 millones de años, pero lo hace de forma lenta. Los dientes evolucionan a medida que hemos ido adquiriendo instrumentos de caza y hemos usado el fuego hace 30 mil años, pues el Homo Sapiens ya tenía unos dientes más pequeños y nuestros dientes ya no significaban la diferencia entre la vida y la muerte.

 

¿CUÁNDO SALEN LOS DIENTES DE LECHE?

Los dientes de leche se forman desde el embrión, después de ser un feto. Este proceso sigue siendo muy complejo y no termina de conocerse al completo. No se sabe siquiera con exactitud por qué los dientes salen o asoman en las encías con un ritmo determinado y la teoría más aceptada es que la producen los ligamentos que rodean la base del diente, mediante su encogimiento y el cruzamiento de sus fibras de colágeno y la contracción de sus células.

Mucha gente no lo sabe pero a pesar de tener los dientes de leche, debajo de estos, se empiezan a formar ya las piezas dentales definitivas dentro de las encías cuando somos pequeños y estas se forman a partir del mismo germen dentario que la pieza de leche a la que van a sustituir. Es decir, la raíz de los dientes de leche forma el camino de salida, en parte, para los dientes permanentes.

Los dientes de leche son importantes para nuestros dientes permanentes

Los dientes definitivos, cuando se acercan al borde de la encía para salir, producen la reabsorción y desaparición de la raíz de las piezas de leche y eso provoca que estos se caigan. Aunque pueda parecer que son transitorios, los dientes de leche son fundamentales para el desarrollo de la boca y de la cara, los músculos de la mandíbula y la formación de los huesos. Los dientes de leche son necesarios para aprender a hablar y masticar.

 

CARIES EN LOS DIENTES DE LECHE

La pérdida de dientes de leche por caries o golpes es perjudicial para el futuro de la función de la mandíbula, la masticación, el lenguaje y el aspecto físico de la persona y por eso es importante alimentar correctamente a los niños en este período. A veces hasta es interesante consultar a nuestro dentista si sería interesante usar la ortodoncia infantil, ya que en algunos casos es recomendable para evitar problemas futuros.

 

¿POR QUÉ NO HAY UNA TERCERA DENTADURA?

Una tercera dentadura podría ser muy útil cuando tenemos problemas con las piezas de la segunda dentadura pero esa tercera dentadura es la que nosotros ponemos, la que se hace con implantes dentales y que ayudan a conservar el aspecto y función de nuestros dientes. El crecimiento de los dientes es un proceso regulado y controlado por las cadenas de ADN y pese a que sabemos que ocurre y cómo ocurre, no sabemos exactamente el porqué.

 

CARACTERÍSTICAS DE LOS DIENTES DE LECHE

Son veinte en total y lo más habitual es que al cumplir 3 años ya los tengamos todos, nuestros primeros dientes: los dientes de leche; que en odontología conocemos también como “dentición decidua” o “dentición infantil”.

caries en dientes de lecheAparecen entre los 6 y los 12 meses y, en el mismo orden en el que van saliendo, se los va llevando el Ratoncito Pérez. Es aconsejable que un dentista revise al niño en un plazo máximo de 6 meses desde la aparición del primer diente para comprobar que se encuentran en buen estado. Es a partir de los 5 años de edad cuando la dentición primaria empieza a desaparecer y los dientes de leche son reemplazados por la dentadura definitiva. Los dientes centrales, primero los inferiores y los superiores a continuación, serán los primeros en ser sustituidos. Por norma general, la totalidad de las piezas de leche deberían haber haberse intercambiado antes de cumplir los 12 años, sin embargo no siempre sucede así; aunque algunos niños empiezan a perder sus dientes con 4 años, a otros no les ocurre hasta los 7.

 

CAÍDA DE LOS DIENTES DE LECHE 

Nuestras piezas dentales definitivas ejercen presión sobre los dientes de leche, los van empujando desde abajo y por este motivo terminan desprendiéndose. Primero empiezan a moverse, pero lo recomendable es no forzarlos, debemos ser cautos y no arrancarlos antes de tiempo, pues podríamos provocar daños en la encía o incluso el nuevo diente.

Los nuevos dientes son más grandes que los de leche y además suelen ser menos blancos y más afilados. Es muy frecuente que no estén bien colocados, ya que muchas veces no cuentan con suficiente espacio para posicionarse adecuadamente.  Aunque en ocasiones algunos dientes que salen torcidos corrigen por sí mismos su posición al irse desarrollando el hueso maxilofacial, en otros casos es necesario recurrir a la ortodoncia para mejorar la estética dental.

Si tienes cualquier duda, no dudes en escribirnos o pedir cita en Araújo Smart Dental.

Más noticias