La seguridad de las radiografías dentales

Seguridad radiografías dentales

Con seguridad, a la mayoría de personas que han pasado por el dentista se les han realizado radiografías dentales. Por muy meticulosos que seamos, con la exploración visual no podemos evaluar todas las partes de los dientes.

Los rayos X son una radiación electromagnética, invisible para el ojo y capaz de atravesar el cuerpo para formar una imagen. Desde su descubrimiento en 1895 por el físico alemán Wilhem Conrad Röntgen han sufrido una gran evolución, disminuyendo en tamaños y cantidad de radiación, hasta los más modernos equipos con los que contamos hoy en Araújo Smart Dental.

Como os decíamos, los rayos X son una radiación electromagnética de la misma familia que las ondas que calientan los platos en el microondas, los rayos ultravioleta del sol o las ondas que hacen sonar las radios.

¿Qué se ve en las radiografías dentales?

Las radiografías ayudan a los dentistas a diagnosticar patologías  como infecciones, caries, fracturas o enfermedades de la encías… También son una gran ayuda a la hora de planificar tratamientos como los implantes o la ortodoncia.

En el caso de los implantes, permite valorar el estado del hueso para la colocación de los mismo, mientras que en o la ortodoncia valoramos la posición de los dientes. Por otro lado, son una manera de control, ya que comparando radiografías podemos valorar cómo evoluciona la boca con el paso del tiempo.

Es por ello que las radiografías dentales son una parte importante del diagnóstico de la boca en nuestra clínica.

¿Qué tipos de radiografías dentales existen?

Seguridad radiografías dentales

Existen distintos varios tipos de radiografías, y cada una da una información distinta. El objetivo es llegar a un diagnostico lo más preciso posible. Es por esto que el número y tipo de radiografía necesarias dependerá en gran parte del tipo de tratamiento que el paciente necesita. 

Para simplificar, vamos a clasificar las radiografías que hacemos en Araújo Smart Dental en tres grandes grupos:

  • Extraorales: En las que una máquina gira alrededor de la cabeza para generar una imagen amplia de toda la boca. En este grupo se encuentras las radiografías panorámicas, siendo la que realizamos de manera rutinaria en la primera visita para poder hacernos una composición global del estado de la boca del paciente.

  • Intraorales: Se llaman así porque la película radiográfica se coloca dentro de la boca. En muchas ocasiones, las radiografías extraorales no son suficientes, necesitando información más específica y nítida de ciertas zonas.

  • Aunque no se considere una radiografía, incluimos también el CBCT (cone beam computed tomography), que permite producir imágenes 3D de la boca. Se parece más a los famosos TAC de los hospitales pero con muchísima menos radiación.

¿Hay seguridad en las radiografías dentales?

Sin ninguna duda. Efectivamente las máquinas que se usan para hacer las radiografías dentales emiten radiación, pero el nivel de exposición es muy reducido y garantiza su seguridad. Para disminuirla al máximo, en Araújo Smart Dental contamos con radiología digital que reduce ostensiblemente la radiación respecto a los equipos tradicionales.

Debemos saber que estamos expuestos de manera continua en nuestro día a día a radiaciones, ya sean naturales o artificiales, y debemos conocer qué es verdaderamente una dosis dañina. En nuestro caso, simplemente por vivir donde vivimos (en Galicia) estamos expuestos a una radiación que proviene del suelo de gas Radón, mayor que el que puedan tener vecinos de otras comunidades autónomas. Otras exposiciones artificiales son hechos muy cotidianos como calentar alimentos en el microondas o el uso de teléfonos móviles.

Al revés de lo que podría parecer, las dosis que recibimos de manera artificial son mucho más pequeñas que las producidas por la radiación natural. De hecho, las mediciones de las radiografías dentales pasan como insignificantes respecto a la radiación que recibimos a diario.

Seguridad de las radiografías dentales en el embarazo

Aunque como hemos visto la radiación es baja y el procedimiento es seguro, debemos evitar las radiografías en las embarazadas, para evitar la radiación sobre el feto, a no ser que sea estrictamente necesario. De todas formas, si necesitásemos hacer una radiografía, evitaríamos el periodo de mayor riesgo comprendido entre la 8 y 15 semana de embarazo, tomando además medidas específicas de seguridad.

Es por esta razón que debemos avisar al dentista si estamos embarazada o creemos que podemos estarlo.

Sin embargo, las radiografías no suponen un riesgo para las mujeres lactantes.

¿Duelen las radiografías dentales?

No, es un proceso del que no nos enteramos y apenas duran unos segundos. El personal de la clínica le indicará lo que tiene que hacer en cada caso, pero básicamente solo deberemos mantenernos lo más quietos posible y, en algunos casos, puede ser necesario retirar pendientes, collares o cualquier otro elemento metálico que tengamos en la cabeza y cuello.

Como podéis ver se trata de un procedimiento seguro y muy necesario para el correcto diagnóstico, así como método de prevención. Ante cualquier pregunta no dude en ponerse en contacto con nuestro personal, que estarán encantados de atenderle y solventar los problemas que pueda tener.

Más noticias

Seguridad radiografías dentales

La seguridad de las radiografías dentales

Con seguridad, a la mayoría de personas que han pasado por el dentista se les han realizado radiografías dentales. Por muy meticulosos que seamos, con la exploración visual no podemos evaluar todas las partes de los dientes. Los rayos X

La importancia de la lactancia para los dientes de los niños

Vamos a centrarnos en la importancia de la lactancia para los dientes de los niños. La lactancia materna no solo tiene enormes beneficios nutritivos, inmunológicos y emocionales para el bebé. Favorece el correcto posicionamiento de las arcadas dentarias y con