Xerostomía: ¿por qué tengo la boca seca?

tengo la boca seca

Hay una pregunta que escuchamos con frecuencia en la consulta: ¿por qué tengo la boca seca si bebo agua y me hidrato? La respuesta, en muchos casos, es la xerostomía. La xerostomía es la sequedad de la boca producida por un mal funcionamiento de las glándulas salivares. Ya os hemos hablado sobre la saliva y, como sabéis, tiene múltiples funciones, como la protección de la boca contra agentes externos, la ayuda en la deglución y el habla. No tener un flujo adecuado de saliva nos va a dar una serie de problemas como dificultad al hablar o tragar, mal aliento o más riesgo de ciertas patologías como caries y hongos.

Existen muchas causas de xerostomía, aunque básicamente podemos agruparlas en las relacionadas con una alteración estructural de la glándula salival, en las que la esta glándula no funciona correctamente, o las funcionales, en las que la glándula está bien, pero no produce la cantidad de saliva que debiera. Estas pueden ser una razones importantes si tengo la boca seca.

Dentro de las estructurales nos encontramos el famoso síndrome de Sjogren. Se trata de una enfermedad autoinmune que destruye las glándulas que producen la saliva y las lágrimas. Su origen es desconocido, pero parece estar relacionado con otras patologías como la artritis reumatoide o el lupus. Ciertas enfermedades también pueden afectar estructuralmente a las glándulas salivares, como la hepatitis C o el sida. Es más, puede ser la genética la que lleve a un mal desarrollo de las glándulas, como en el caso de la displacía ectodérmica. También ciertos tratamientos como la radioterapia o quimioterapia pueden provocar como efecto secundario lesiones en las glándulas, dando lugar a la xerostomía.

¿Cuáles son sus causas?

Las causas pueden ser muchas. ¿Quién no se ha puesto nervioso alguna vez y se le ha secado la boca? Aunque en ciertas situaciones es un proceso fisiológico, en otras ocasiones influyen otros factores. Por ejemplo, ciertos medicamentos como los utilizados para el párkinson, ansiedad, depresión o ciertos broncodilatadores, entre otros. También irritantes como el tabaco, alcohol o ciertas drogas pueden reducir el flujo salival.

La xerostomía suele estar relacionada con la edad, en la que se dan múltiples factores, como la deshidratación, uso de fármacos, otras patologías asociadas… que se convierten en el cóctel perfecto para tener sequedad de boca.

En casos de gente joven, la xerostomía suele estar relacionada con la deshidratación o incluso con problemas respiratorios en los que se da una respiración oral que reseca las mucosas.

¿Qué hacer si tengo la boca seca? 

tengo la boca seca

Como hemos visto, las causas son múltiples. El primer paso será identificar el origen del problema para poder abordarlo de la mejor manera posible, siendo importante visitar al especialista (médico o dentista) y seguir las pautas indicadas. El correcto control de las enfermedades sistémicas y su medicación juega un papel fundamental en estos casos.

Si tengo la boca seca, hay una serie de medidas para aliviar los síntomas. Para ello tenemos 2 vías principales de actuación, los sialogogos (productos que estimulan la producción de saliva) y por otro lado los sustitutos de saliva. Como os podréis imaginar, los productos que estimulan la producción de saliva no van a realizar ningún efecto si la glándula está dañada y no puede producir. Por tanto, es importante seguir las recomendaciones de los profesionales en cada caso particular.

Aun así os dejamos una serie de recomendaciones generales:

   El consumo de caramelos o chicles sin azúcar ayuda a estimular el flujo de saliva. Recomendamos el uso de aquellos que contienen xilitol por el efecto protector contra la caries, aunque debemos ser conscientes que exceso pueden dar lugar a problemas digestivos.

   Si eres fumador dejar el tabaco

   Evitar irritantes como el alcohol o bebidas con cafeína

   Beber agua regularmente

   Uso de sustitutos salivales que encontrara en farmacia o parafarmacia.

   Evitar bebidas o alimentos azucarados ya que aumentamos el riesgo de caries.

   Cepillar los dientes con pastas que contengan flúor así como colutorios, evitando los que contengan alcohol.

La higiene oral meticulosa en estos casos es fundamental ya que el riesgo de caries u otra patología es considerablemente mayor. Además recomendamos visitas más frecuentes al dentista para poder tener un control correcto de la evolución de la boca. Ahora que ya sabes para qué sirve la saliva, puedes preguntarnos todo lo que te interese, contactando con nosotros a través de nuestra web, nuestros perfiles de Facebook o Instagram, o llamando a los teléfonos 981 20 21 22 o 981 29 92 48. Estaremos encantados de atenderte para que nunca más tengas que decir: tengo la boca seca.

Más noticias

tengo la boca seca

Xerostomía: ¿por qué tengo la boca seca?

Hay una pregunta que escuchamos con frecuencia en la consulta: ¿por qué tengo la boca seca si bebo agua y me hidrato? La respuesta, en muchos casos, es la xerostomía. La xerostomía es la sequedad de la boca producida por

para qué sirve la saliva

¿Para qué sirve la saliva?

Todos la conocemos y la producimos, pero pocas personas saben para qué sirve la saliva. Ese líquido transparente que aparece en la boca, pero en el que no pensamos cuando hablamos sobre la boca. Lo cierto es que la saliva

cada cuánto cambiar el cepillo de dientes

¿Cada cuánto cambiar el cepillo de dientes?

Es una de las eternas preguntas que asaltan al ser humano: ¿cada cuánto cambiar el cepillo de dientes? De igual forma que sustituimos nuestros enseres de aseo personal periódicamente, hay que ser conscientes de que nuestro cepillo dental necesita ser