¿POR QUÉ DUELEN LAS MUELAS DEL JUICIO?

Las muelas del juicio son sin lugar a dudas las muelas con peor fama de toda la boca. En no pocas ocasiones se asocian a dolores y problemas pero ¿por qué dan tanto la lata?

Bien, antes de nada, debemos ponernos en situación, vamos, en otras palabras, en la boca.

A un primer golpe de vista, ¿cuáles son esas famosas muelas?

Pues bien, las muelas del juicio, técnicamente llamadas cordales o terceros molares, son las últimas muelas de la arcada dental, es decir, son las últimas en salir en la parte de atrás de la boca.

ORTODONCIA, ¿QUÉ ES Y QUÉ TIPOS HAY?

La ortodoncia es una especialidad de la odontología que trata de corregir el alineamiento dental además de disfunciones que afectan a la función de las estructuras dentomaxilofaciales.

Previene y corrige la forma de las arcadas dentarias, posición de los maxilares, función de la boca y de la cara, mejorando la estética facial.

Todas estas mejoras tienen un impacto sobre el aspecto físico de la persona.

MI BOCA HA CAMBIADO 100 %

Hoy traemos a nuestro blog de casos de pacientes recientes que acudieron a nuestra consulta con distintos problemas en su boca. Son dos casos claros de un antes y un después de haber recibido tratamiento dental de calidad. La odontología actual consigue resultados sorprendentes. Y para muestra un botón.  

En ambos casos, tras la primera visita y después de realizar un estudio completo de su boca para evaluar todos los problemas que presentaba, realizamos un plan de tratamiento integral con el objetivo de restaurar la salud, estética y función perdidas a lo largo de los años.  

La primera paciente acudió a nuestra consulta porque había perdido muchas piezas dentales y le habían  fracasado tratamientos antiguos.  

Tras un periodo de tiempo largo descuidando su salud oral, se armó de valor y se presentó en nuestra consulta para recuperar el aspecto que tenía su boca años atrás.  

Por nuestra parte, pusimos en práctica un tratamiento multidisciplinar que comenzó por ocuparnos del estado de sus encías (tratamiento periodontal) para después centrarnos en sanear sus dientes fracturados y con caries (tratamiento conservador).  

Tras esa primera fase, decidimos realizar una rehabilitación con coronas y recuperar la estética de su boca restituyendo las piezas perdidas para que pudiera volver a masticar de forma correcta. 

El cambio ha sido notable, como podéis comprobar, y la paciente quedó realmente satisfecha recuperando la confianza en los profesionales de la odontología.  

Salud-Bucal_1.jpg

El punto de partida del segundo paciente que os mostramos es el de una persona que acudió a nuestra consulta por un problema de bruxismo que llevaba años provocándole desgastes severos en sus dientes.  

Para aquellos a los que el término no les suene, este se refiere al hábito que presenta una persona porque aprieta los dientes con mucha fuerza o los hace rechinar, deslizando o frotando los dientes de atrás hacia adelante, uno sobre el otro.  

Y es que las personas pueden apretar y rechinar los dientes inconscientemente, cosa que puede suceder durante el día y la noche, pero el bruxismo durante el sueño a menudo es el mayor problema ya que es más difícil de controlar.  

Existe desacuerdo sobre sus causas. El estrés diario puede ser el desencadenante en la mayor parte de los casos, pero también es cierto que algunas personas probablemente aprietan sus dientes y nunca tienen síntomas. 

Los factores que influyen varían entre individuos y pueden ser tan diversos como el estrés, la mala posición de los dientes, malas posturas, dieta, hábitos al dormir… 

En la mayoría de los casos las dos estructuras que más sufren son los dientes y la articulación temporomandibular. La buena noticia es que casi siempre el problema se frena haciendo uso de una férula de descarga que ayuda a no seguir “comiéndonos” los dientes y además protege nuestra articulación. 

Salud-Bucal-2.jpg

Volviendo al paciente, su tratamiento se inició con un estudio completo para mostrarle cómo el desgaste en los dientes le había provocado una disminución del tercio inferior de la cara.  

¿Cómo actuamos? Pues tras devolverle el tamaño inicial a sus dientes para recuperar su mordida correcta., le diseñamos una férula de descarga. Porque aunque, como odontólogos no podamos solucionar las causas de su problema de bruxismo, sí podemos paliar sus consecuencias. Y ahí tenéis el resultado.  

CARILLAS

Las carillas de porcelana son un tipo de tratamiento conservador que consiste en unas láminas muy finas de cerámica que se cementan a la parte frontal de los dientes y los recubre ofreciendo un cambio de aspecto a la sonrisa de los pacientes.

Todo empezó en Hollywood en los años 20 con el Dr. Charles Pincus, el dentista de las estrellas. Las carillas que el doctor Pincus inventó eran ya de porcelana, aunque se podían quitar y poner. Se pegaban a los dientes de manera provisional y no se podía comer con ellas.

Eran "carillas de cine" porque sólo servían para que las estrellas pudieran sonreír a la cámara durante el breve tiempo en que se rodaba un plano. Luego se las quitaban y las guardaban para la siguiente toma.

Carillas_1.jpg

Aquel invento era un poco precario, como sucede a menudo con los nuevos descubrimientos, sin embargo, el Dr. Pincus hizo algo muy importante: concebir una idea que años más tarde haría posible las actuales carillas de porcelana.

Así que ya sabes,gran parte de las “sonrisas perfectas” que puedes ver en el mundo de la televisión, cine, modelos…son proporcionadas por un tratamiento estético con carillas dentales.

La porcelana (Feldespática o Disilicato de Litio) es un material muy duro que resiste muy bien las abrasiones y los posibles cambios de color a los que están expuestos los dientes constantemente debido a nuestros hábitos de consumo, porque con el tiempo nuestros dientes y muelas amarillean perdiendo su natural atractivo. 

Al necesitar un poco de espacio para sustituir esa última capa de diente por las carillas, es necesario trabajar un poco el esmalte de la superficie y así compensar el grosor de la carilla.

Con el avance de las nuevas tecnologías y los nuevos materiales, cada vez los grosores de estas son más finas y por tanto el volumen de diente a sustituir es menor.

La valoración de cada caso dependerá del dentista. Si estás interesado/a en un tratamiento de este tipo consulta con tu odontólogo que es quien mejor conoce los resultados y características de cada material. Él podrá aconsejarte sobre el método y materiales a utilizar. 

Carillas_2.jpg

¿Y para qué se utilizan?

Las carillas dentales pueden emplearse para cubrir espacios entre dientes, corregir alteraciones de color o defectos en la forma, tamaño, además de desgastes y erosiones. 

    En cuanto a su mantenimiento no requieren ningún tipo de cuidado especial. Siempre es recomendable prestar atención a hábitos como el tabaco, té, café… y también conviene recordar que algunas acciones como morder o sujetar objetos duros, intentar cortar materiales con ellos (frutos secos…) pueden provocar que se desprendan o se partan.

Para su buena conservación, basta con tener una buena higiene oral y utilizar los métodos habituales. Igual que cualquier otro tratamiento, las carillas requieren visitas de mantenimiento y revisión por parte del dentista.

En tu mano está lucir una sonrisa de película.
 

GINGIVITIS: CUANDO LAS ENCÍAS SANGRAN

 Dentista Araújo Smartdental

Tener las encías inflamadas es una de las causas más comunes para acudir a una consulta odontológica. Las molestias, el sangrado o la inflamación son algunos de los problemas que afectan al soporte de nuestras piezas dentales.

Cuando esto ocurre el dentista diagnostica un problema de gingivitis causado por bacterias o por acumulación de sarro al que hay que plantar cara por el bien de nuestra salud bucodental.

La gingivitis no es un tema de difícil solución, es más, el 90% de los españoles han sufrido o sufrirán algún episodio de este tipo en su vida.

Lo grave es cuando no se trata, la enfermedad progresa y se forman bolsas periodontales.

Entonces la cosa se pone seria porque los daños pueden afectar a la estructura ósea o a los tejidos que sostienen nuestros dientes de forma irreversible. Llegados a este punto, hay que hablar de periodontitis y esas son palabras mayores porque existe infección activa y pérdida de hueso.

La realización de una limpieza profunda mediante un curetaje o incluso algún tipo de cirugía periodontal es necesaria para eliminar esa placa que se adhiere a las piezas de nuestra boca cuando la cosa se ha complicado.

Para ello, lo aconsejable es ponerse en manos de un dentista especializado en la prevención, diagnóstico y tratamiento de enfermedad periodontal, llamado periodontista, porque la pérdida de hueso no se recupera de forma natural y hay que recurrir a técnicas avanzadas en periodoncia y regeneración  para aumentar nuestra disponibilidad ósea.

Soluciones las hay pero, como nunca nos cansaremos de repetir, siempre es mejor prevenir.

Seis reglas para mantener tus encías sanas

  • Acudir periódicamente a revisión con tu dentista de confianza cada 6 meses.
  • Mantener una higiene adecuada: cepillarse 3 veces al día, usar seda dental, raspador lingual, pudiendo hacer uso de un enjuague libre de alcohol como complemento.
  • Seguir una dieta rica y variada y reducir la ingesta de azúcares, evitando picar entre horas si no hay posibilidad de un cepillado posterior.
  • Evitar refrescos y dulces industriales, sustituyéndolos por fruta.
  • Regular o eliminar el consumo de alcohol y tabaco.
  • La detección precoz es fundamental. Ojo si tus encías están enrojecidas, sangran durante el cepillado o notas un dolor agudo frente a ciertos estímulos. El mensaje es claro y la solución está en tus manos.

Nueva etapa en el blog dental de Araújo

Equipo Araújo Smart Dental

Pues sí…llevábamos demasiado tiempo callados. Sin noticias desde Araújo. Y no es que no tuviéramos nada que decir, ni las ganas suficientes. Al contrario.

La experiencia, nuestro día a día, da para contar muchas cosas relacionadas con la odontología. Os lo podemos asegurar. Hemos cambiado la vida a mucha gente. Con nuestro trabajo, con los tratamientos dentales que practicamos desde nuestras consultas, lo hemos logrado.

Y no lo decimos nosotros, son ellos los que, agradecidos, así nos lo comentan. Un ejemplo. Vivir con dolor es una tortura, ¿verdad? Pues simplemente, por daros un dato,  casi un 85% de los pacientes con cefaleas y mareos vienen con un diagnóstico erróneo de cefalea tensional o problemas cervicales.

No relacionan su sintomatología con una disfunción del aparato masticatorio o de la articulación témporo mandibular (ATM). Recorren especialistas, se someten a diferentes tratamientos y para su desesperación el problema sigue ahí. Pero se encuentran con nosotros y la cosa cambia.

Se corrige la mordida, se tocan los músculos, se realizan ajustes y con todo en su sitio el dolor desaparece. De estas y otras muchas cosas queremos hablar en nuestro blog. Para que estéis informados, para resolver vuestras dudas...

Tenemos nueva web, reestrenamos nuestro blog así que en

3, 2, 1…Despegamos.

Los dientes de oro

Debido a su alta consideración como metal precioso, el oro fue uno de los primeros metales utilizados para empastar caries o reponer los dientes caídos. Además del prestigio que estos otorgaban en algunas culturas, la verdad es que el oro ofrecía ciertas ventajas para dentista y paciente:

  • Se trata de un metal maleable, que se puede adaptar a cualquier forma que queramos darle.
  • No produce alergias.
  • No se oxida.
  • Tiene estabilidad térmica, es decir, no se dilata ni se contrae ante cambios bruscos de temperatura con lo que siempre quedaría daptado al diente.

Por esto y por lo fácil que resultaba de utilizar el oro se usó durante muchos años en odontología.

Sin embargo, con el tiempo, el cambios de modas y las innovaciones en odontología, el oro ha ido quedando relegado a un segundo plano cayendo en desuso en las clínicas dentales. Además del descubrimiento de nuevos materiales, algunas de sus desventajas han provocado que los dentistas dejen de utilizarlo:

  • Es caro. El precio del oro ha ido subiendo continuamente, por lo que su uso en odontología resulta extremadamente costoso.
  • Estéticamente ha dejado de considerarse como una muestra de prestigio o elegancia.
  • Requiere mucho más tiempo de trabajo por parte del dentista, lo que aumenta el coste y el tiempo invertidospor el paciente.
  • Resulta más complejo y dificulta el trabajo del odontólogo.

A pesar de estas razones, todavía a día de hoy nos encontramos de vez en cuando con dientes de este tipo.

Cosmética dental

La cosmética dental, también conocida como estética dental, es la aplicación de la tecnología científica para conseguir mejorar nuestra salud dental, funcionalidad de nuestras piezas dentarias y la estética bucal, traduciéndose en la mejora de la belleza de nuestra sonrisa.
El odontólogo especializado en este tipo de tratamientos es conocido, a menudo, como dentista cosmético.
Pero, ¿de qué tratamientos de odontología estamos hablando cuando nos referimos a cosmética dental? Vamos a hacer un recorrido por ellos.

1. Blanqueamiento dental:
El blanqueamiento, es el tratamiento estético dental más conservador, se basa en aclarar el tono de nuestros dientes sin modificar el color de las piezas dentarias. El blanqueamiento dental puede ser de varios tipos.
-El blanqueamiento dental interno:
Este tratamiento también es conocido como blanqueamiento de dientes no vitales, se realiza en casos donde otras técnicas no surtirían los efectos deseados, tiene que ser realizado por un dentista. El proceso consiste en la introducción de un producto blanqueador en el interior de la pieza dental.
-El blanqueamiento dental externo:
Este procedimiento puede desarrollarse mediante el empleo de dos productos (peróxido de carbamida y peróxido de hidrógeno)
• El tratamiento mediante peróxido de carbamida:
Se realiza en casa mediante la supervisión del dentista. Este proceso puede durar entre veinte días y un mes, dependiendo de las concentraciones en las que se encuentre el producto, durante este período se hará una visita al dentista semanal para comprobar la evolución.
• El blanqueamiento dental mediante peróxido de hidrógeno:
Se realiza en el clínica dental, ya que es un odontólogo especializado el que lo lleva a cabo. Su duración es aproximadamente de una hora.
-El tratamiento de blanqueamiento dental mixto:
Este procedimiento se compone de dos fases, el odontólogo realiza un primer tratamiento con peróxido de hidrógeno o de carbamida en una concentración alta. La segunda fase se realiza en casa baja seguimiento del dentista, su duración oscila entre tres días y un mes, dependiendo de los primeros resultados obtenidos en la clínica dental.

2. Restauración adhesiva (bonding):
Mediante esta técnica de cosmética dental, el odontólogo puede realizar la restauración de piezas dentales quebradas o que hayan sufrido fracturas. Mediante este procedimiento pueden ser cubiertos muchos de los desperfectos de nuestros dientes. El dentista aplica una capa adhesiva sobre la pieza dental a tratar, esculpiéndola posteriormente para darle el aspecto deseado a nuestra sonrisa.

3. Carillas dentales:
Las carillas consisten en una fina lámina colocada en la parte externa de la superficie dental y que se pega a ésta mediante resinas o cementos especiales. A través de este tratamiento de odontología conseguimos tener la sonrisa que deseamos olvidándonos de dientes amarillos, pequeños, rotos…
Existen dos tipos de carillas dentales dependiendo del material con el que hayan sido realizadas.
Las carillas de composite: está técnica consiste en aplicar el material directamente sobre la superficie dental para posteriormente darle la forma deseada.
Las carillas de porcelana : consisten en unas pequeñas piezas de porcelana, fabricadas en un laboratorio, para ser posteriormente colocadas, por nuestro dentista, en la superficie de nuestros dientes. Este tipo de carillas nos otorgan una gran duración, resistencia en el tiempo, un color que se mantiene estable y buena aceptación por parte de las encías.

4. Implante dental:
El implante dental se utiliza para sustituir aquellos dientes que hayamos perdido, el procedimiento empleado es la fijación de una pieza dentaria artificial al hueso mandibular. Los resultados obtenidos mediante está técnica de cosmética dental quedan naturales y son mucho más difíciles de percibir que las sustituciones de piezas mediante dentaduras postizas.

5. Ortodoncia:
Se trata de un tratamiento de odontología que consiste en la recolocación de la posición de los dientes a través de fuerzas externas.
Existen distintos métodos para la realización de la ortodoncia, en tu clínica dental te dirán cual es el más adecuado para tu caso.
• La ortodoncia removible:
Es aquella que podemos sacar de la cavidad bucal sin necesidad de acudir al dentista. Muchas veces este tipo de ortodoncia se utiliza como una segunda parte del tratamiento después de un periodo con una ortodoncia fija.
• La ortodoncia fija:
Se trata de un tipo de ortodoncia que necesariamente tiene que ser retirada por un odontólogo, comúnmente es conocida como brackets. Hoy en día la tecnología ha avanzado para poder ofrecer soluciones mucho más discretas y estéticas al paciente.
• La ortodoncia estética:
Busca la efectividad más alta combinada con las mejores prestaciones estéticas. Este tipo de ortodoncia puede ser fija o removible. La variedad fija cuenta con unos brackets cerámicos del color de la superficie dental, la ortodoncia removible estética también conocida como ortodoncia invisible consiste en unas férulas transparentes siendo apenas perceptibles de este modo proporcionan higiene y estética.

Si quieres informaron más en profundidad sobre estos tratamientos, o como solucionar alguno de los problemas dentales a los que te enfrentas en tu día a día, acude a tu clínica dental, tu dentista estará encantado de informarte y explicarte las mejores opciones de cosmética dental. Ya sabes, una sonrisa bonita es la mejor carta de presentación.

¿Cómo se lavan los dientes en otras culturas?

Si alguna vez habéis viajado por África o visto un documental de la zona, seguramente os preguntéis cómo consiguen mantener una sonrisa tan blanca y cuidada en países con un acceso tan limitado a los cepillos y las pastas dentífricas. ¿Cuál es el secreto para conseguir una higiene dental adecuada en los países menos desarrollados?

Un cepillo de dientes tradicional

El método habitual en el África sudsahariana, y popular en gran parte del planeta hasta hace algunos siglos, es el de utilizar pequeñas ramitas o varitas de madera. Se trata del llamado “palillo de mascar”.

Su uso consiste en buscar una rama blanda y de tamaño reducido que se masca hasta que las fibras del extremo se aflojan formando un cepillo irregular. Mientras seguimos este proceso, nuestra boca aumenta la producción de saliva y se estimula la circulación sanguínea en las encías, proporcionándonos protección ante las bacterias.

Una vez que hemos completado este primer proceso, utilizaremos el cepillo irregular para cepillarnos los dientes y remover la placa de sarro que se pueda haber acumulado.

No debemos pensar en esta rama solamente como cepillo, ya que en muchas zonas se utilizan las ramas y raíces de plantas cuyas propiedades antibacterianas y antimicóticas contribuyen a disminuir la formación de sarro. Incluso existen compañías que fabrican sus dentífricos tomando fibras y resinas extraídas de estas plantas.

Os dejamos un vídeo que explica muy bien el proceso:

¿Estaríais dispuestos a probar este cepillo de dientes rústico?