7 razones por las que pueden sangrar las encías

No es la primera vez que alguien llega a nuestra clínica y le pregunta a nuestro dentista por qué sangran sus encías si su higiene dental es buena. Esta pregunta es hecha por muchas personas y lo cierto es que no hay una respuesta universal de por qué sangran las encías.

El sangrado de cualquier parte del cuerpo es un síntoma detrás del cual se oculta otra infección diferente. El sangrado de encías es algo habitual y aunque en este artículo no vamos a tratar de explicar cómo conseguir unas encías sanas sí que os vamos a comentar 7 razones por las que podrían no estarlo, aunque vuestro caso puede ser diferente.

encias-sangrantes

7 motivos por los que pueden sangrar tus encías

Como os decíamos la falta de higiene bucal es un detonante evidente del sangrado, cuando pasan 36 horas sin lavar los dientes se desarrolla un proceso que termina en el sangrado de encías, como primer paso para algo peor. Ahora bien, esta no es la única causa, puede que te laves los dientes bien pero hay más cosas que afectan.

  • Una mordida mala, desequilibrada o torcida – Es vital que los dientes muerdan en su lugar, cuando los huesos y apoyos naturales se ven desplazados y resentidos las encías sufren por la fricción y tienen muchas probabilidades de sangrar.
  • Mala alimentación – Si no te nutres de forma correcta los tejidos blandos de la boca se vuelven débiles y eso hace que sea mucho más fácil contraer una infección bucal por carencia de vitaminas o nutrientes necesarios para el organismo.
  • El tabaco – Los cigarrillos hacen que las encías se inflamen y esto genera el sangrado de las mismas. Hace que los dientes cojan manchas e incluso potencia el riesgo de desarrollar enfermedades bucales, es muy malo para nuestra boca.
  • Medicamentos – Algunos remedios o medicamentos pueden provocar una sequedad excesiva en la boca, antes de tomarlo debes saber cuáles son sus efectos secundarios para no arriesgarte a tener una enfermedad periodontal.
  • Genética – A veces, cuando tenemos muchos familiares con un problema de encías sangrantes parece que las probabilidades aumentan un 35%.
  • Estrés – El estrés hace que el sistema inmunitario baje sus defensas y esto hace que los vasos se inflamen y disminuya la capacidad natural de curación.
  • La saliva – Las enfermedades bucales se contagian por la saliva, ten cuidado. Así mismo tu propia saliva, si no todo está bien en tu organismo, podría ser dañina para tu boca.

Las encías son una parte vital de nuestra boca, sostienen nuestros dientes y deben estar fuertes y sanas para evitar todo tipo de problemas. La higiene es necesaria, una alimentación equilibrada y visitas a tu odontólogo de forma periódica conseguirán que estén fuertes y sanas.

Related Posts
empaste-dentalortodoncia-invisible