Ortodoncia

NUEVOS VÍDEOS DE PRESENTACIÓN ARAÚJO SMART DENTAL

Cada cierto tiempo, toca renovar la imagen y nosotros no íbamos a ser menos.

Desde hace algunos días ya podéis ver en las sala de espera de nuestras consultas los nuevos vídeos corporativos de Araújo Smart Dental.

Son historias breves que muestran casos reales, tratamientos que hacemos en Araújo y de los que estamos muy satisfechos.

Podíamos haber contado las cosas de otra forma pero nos apetecía que fuesen ejemplos de verdad, con protagonistas de verdad, así que invitamos a algunos pacientes a que se pusieran delante de la cámara y que contasen su propia experiencia.

Y ya que estamos, y os lo estamos contando, desde este espacio blog lo primero que tenemos y queremos hacer es agradecer la colaboración de estos pacientes, sin los cuales hubiera sido imposible hacerlo.

Gracias, Marian, gracias, Ángela, ha sido un verdadero placer trabajar con vosotras porque nos lo habéis puesto muy fácil. Todo ha sido sencillo y muy rápido. Tenéis madera para la interpretación y la cámara no hay duda de que os quiere.

En fin, tras los necesarios agradecimientos, deciros que podíamos haber hecho un vídeo corporativo al uso, tal y como hacen muchas empresas y consultas odontológicas, y contar qué hacemos y cómo lo hacemos en primera persona, pero creemos que tiene mucha más fuerza el testimonio y la experiencia de aquellos que han confiado en nosotros.

Porque estamos orgullosos de nuestro trabajo, porque estamos orgullosos de nuestros pacientes.

Creemos que estos dos casos son buenos ejemplos de lo que a mucha gente se le pasa por la cabeza antes de visitar a su dentista. Miedo, frustración, incertidumbre…pero para eso están los profesionales: para escuchar, para aconsejar, para proponer diferentes soluciones.

Por eso de lo que no cabe duda es que hay que apostar por clínicas de confianza, por espacios donde se vive la odontología y donde los tratamientos se personalizan hasta ofrecer la mejor solución para cada paciente.

No merece la pena arriesgarse, ni jugar con la salud de uno. Ponte siempre en buenas manos, en las de profesionales que ofrecen garantías, que dan alternativas y que explican con detalle el porqué de cada decisión que toman.

Pues dicho queda, la próxima vez que nos visites, echa un vistazo a las pantallas de las salas de espera.

ORTODONCIA, ¿QUÉ ES Y QUÉ TIPOS HAY?

La ortodoncia es una especialidad de la odontología que trata de corregir el alineamiento dental además de disfunciones que afectan a la función de las estructuras dentomaxilofaciales.

Previene y corrige la forma de las arcadas dentarias, posición de los maxilares, función de la boca y de la cara, mejorando la estética facial.

Todas estas mejoras tienen un impacto sobre el aspecto físico de la persona.

Los dientes de oro

Debido a su alta consideración como metal precioso, el oro fue uno de los primeros metales utilizados para empastar caries o reponer los dientes caídos. Además del prestigio que estos otorgaban en algunas culturas, la verdad es que el oro ofrecía ciertas ventajas para dentista y paciente:

  • Se trata de un metal maleable, que se puede adaptar a cualquier forma que queramos darle.
  • No produce alergias.
  • No se oxida.
  • Tiene estabilidad térmica, es decir, no se dilata ni se contrae ante cambios bruscos de temperatura con lo que siempre quedaría daptado al diente.

Por esto y por lo fácil que resultaba de utilizar el oro se usó durante muchos años en odontología.

Sin embargo, con el tiempo, el cambios de modas y las innovaciones en odontología, el oro ha ido quedando relegado a un segundo plano cayendo en desuso en las clínicas dentales. Además del descubrimiento de nuevos materiales, algunas de sus desventajas han provocado que los dentistas dejen de utilizarlo:

  • Es caro. El precio del oro ha ido subiendo continuamente, por lo que su uso en odontología resulta extremadamente costoso.
  • Estéticamente ha dejado de considerarse como una muestra de prestigio o elegancia.
  • Requiere mucho más tiempo de trabajo por parte del dentista, lo que aumenta el coste y el tiempo invertidospor el paciente.
  • Resulta más complejo y dificulta el trabajo del odontólogo.

A pesar de estas razones, todavía a día de hoy nos encontramos de vez en cuando con dientes de este tipo.